Baile al ritmo de las fotos de Malick Sidibé

El fotógrafo de Malí Malick Sidibé es uno de los fotógrafos en exhibición hasta el 25 de septiembre en la exposición « Swinging Bamako » de los Encuentros de Arles. Descubrirá las fotografías de baile, alegres y pegadizas de «el ojo de Bamako », desaparecido el pasado 14 de abril.

 

Malick Sidibé, ¡Regardez-moi! , 1962 – Por cortesía del artista y de la galería MAGNIN-A, París. ------- Malick SidibÈ, Look at me!, 1962?. Courtesy of the artist and MAGNIN-A gallery, Paris.

Malick Sidibé, ¡Regardez-moi! , 1962 – Por cortesía del artista y de la galería MAGNIN-A, París.

 

Un ritmo endiablado, un sentimiento de despreocupación, una carcajada… La foto «Regardez-moi!» (¡Mírame!) de Malick Sidibé es por sí sola una explosión de la alegría de vivir. Casi podemos oír el sonido del 45 vueltas. Las fotografías de Malick Sidibé son testimonio de la efervescencia de Malí a principios de los años 1960 con gran sensibilidad artística y estética.

 

Malí proclamó su independencia el 22 de septiembre de 1960 tras sesenta y cinco años de colonización francesa. Un viento de libertad y creatividad sopla sobre el país. Las calles son alegres. La moda, la literatura, la poesía, la música y la fotografía están en pleno auge. Es la misma época en la que un joven fotógrafo de 23 años, Malick Sidibé, decide abrir su estudio fotográfico en el corazón del barrio de Bagadadji en Bamako.

 

Nacido en 1936 en Soloba, Malick Sidibé estudió en los años 1950 en la Escuela de Artesanos sudaneses de Bamako, donde se formó en dibujo y joyería. Allí conoció al joven fotógrafo francés, Gérard Guillat, alias «Gégé la Pellicule», que le inició en la fotografía y lo hizo su asistente. Pronto se convirtieron en reporteros de las noches festivas de Bamako. Bodas, graduaciones, clubes,… Malick Sidibé está en todas las fiestas en las que se baila hasta el amanecer al ritmo de la música pop, rock and roll, soul o cubana. Le gusta capturar los ambientes efusivos. Realiza hasta cinco reportajes por noche.

 

Sus fotografías transcriben el aire de cambio y el sentimiento de independencia, alegría y libertad que anima a los jóvenes de Malí de la clase media de la década de los 60. Estos jóvenes quieren mostrarse y ser inmortalizados en sus mejores trajes. Una vez revelados los carretes, Malick Sidibé los imprime en pequeños formatos que pega sobre cartulinas. A continuación expone estas cartulinas en el escaparate de su estudio. Las aves nocturnas pronto se precipitaron para admirarse y encargar impresiones.

 

IMG_8457

Malick Sidibé – exposición «Swinging Bamako»

 

Malick Sidibé es muy famoso entre los jóvenes de Bamako. A finales de los años 60, tras la euforia de la independencia, se lanzó en el retrato de estudio que constituirá la mayor parte de su trabajo como fotógrafo. Sus retratos reflejarán la misma espontaneidad que sus reportajes nocturnos. Recibirá por ellos, en 2003, el premio Hasselblad, otorgado cada año a un fotógrafo que haya realizado un trabajo notable. Cuatro años más tarde se convertirá en el primer artista africano que consigue el León de Oro de la Bienal de Venecia. El fotógrafo malinés falleció el pasado 14 de abril a sus 80 años pero su talento y sus fotografías poseen una vitalidad eterna.

 

Venga a descubrir las fotografías de Malick Sidibé con motivo de la exposición « Swinging Bamako » hasta el 25 de septiembre en el Convento de Saint-Césaire en los Encuentros de Arles.